HOTEL ABADÍA DE SIESTE, un hotel rural con encanto para desconectar en el Pirineo aragonés

El Hotel Abadía de Sieste es una antigua abadía con 14 habitaciones, ubicada en un pequeño y encantador pueblo del Pirineo aragonés, muy cerca de Boltaña y de Aínsa. Un hotel ideal para pasar unos días de tranquilidad y desconexión descubriendo el maravilloso entorno natural del Sobrarbe con tu perro.

Un pequeño hotel con encanto para descubrir el Pirineo aragonés

¿Te gustaría hacer una escapada para disfrutar de la tranquilidad en un pequeño pueblo rodeado de montañas y de silencio? ¿Te imaginas contemplando preciosos paisajes que invitan a la calma mientras desayunas o cenas?¿Necesitas desconectar del trasiego de la ciudad y tienes pendiente descubrir el Pirineo aragonès? 

Te proponemos dejar atrás tu ajetreado día a día para disfrutar de mañanas con una luz fascinante y energética, respirar el aire puro de los bosques y dejarte seducir por un tranquilo pueblo, cercano a preciosos valles y cimas de más de 3.000 metros, que te enamorará. Junto a la iglesia, encontrarás una antigua abadía, reconvertida en un coqueto hotel con encanto y mejores vistas.

El Hotel la Abadía de Sieste, data del siglo XVI y está emplazado en un edificio histórico que ha preservado al máximo su arquitectura tradicional pirenaica. Sieste, en lo alto de una pequeña colina, y con unas excelentes vistas, tiene el privilegio de estar situado entre Aínsa y Boltaña, y a pocos km de los lugares más maravillosos del Pirineo aragonés. Tanto si buscas relajarte y descansar, como hacer senderismo o deportes de aventura, ¡te sentirás muy a gusto!

El hotel ha conservado en todas sus estancias la arquitectura original de la zona que realza su singularidad y su atractivo. Dispone de tres plantas, a las que se accede por unas majestuosas escaleras de piedra. En la planta baja encontramos una amplia sala con cómodos sofás y mesas. Las habitaciones se hallan en las plantas superiores.

12 de las habitaciones son dog friendly y están repartidas en tres plantas. Por la estructura del edificio, todas son distintas entre sí, pero cada una tiene su propio encanto y resultan igual de acogedoras y confortables. La mayoría tienen un pequeño balcón y otras también terraza. Todas disponen de baño privado, calefacción, TV y wifi. Por su capacidad, existen desde habitaciones dobles hasta familiares.

La habitación número 4, con cama doble, es una de las más encantadoras, ya que dispone, al lado, de una fantástica terraza privada de 40 m2 con vistas a las montañas. Una habitación ideal para contemplar, en buena compañía, las estrellas. O la luz especial de la salida del sol y de los atardeceres.

La habitación número 1 es doble con 2 camas que pueden convertirse en cama de 1,80 cm. Es muy luminosa y su balcón tiene unas hermosas vistas a las montañas.

La habitación número 1, luminosa, con balcón y buenas vistas

La habitación 2 es similar, pero con una cama doble. También tiene un balcón con vistas a las montañas.

La habitación número 2, con cama doble y balcón que da a los bosques

La número 6 es familiar y consta de 2 habitaciones; una con dos camas y balcón y otra con cama de matrimonio, terraza y otra balcón. Una habitación ideal para estar juntos, pero cada uno con su propio espacio. Ambas tienen un baño compartido.

La número 8, es una doble, muy amplia, con vistas a la plaza del pueblo y la Peña Montañesa.

La 10 es una doble repartida en dos plantas. En la primera hay un salón (al que puede incorporarse una cama supletoria). Y en la segunda, tipo buhardilla, dos camas que pueden convertirse en una cama doble king size. Dispone de aire acondicionado.

La habitación más grande es la 14, la familiar, con capacidad hasta 7 personas. Está dividida en dos plantas, en la primera hay una zona de juegos infantiles y en la segunda hay dos camas, una doble y dos individuales. Se pueden añadir 3 camas supletorias.

Delante del hotel encontramos el restaurante el Mirador de la Abadía con unas vistas espectaculares. Es donde se sirven los desayunos y cenas para los huéspedes. Los perros pueden acompañarte durante las comidas.

El hotel cuenta con un honesty bar, «la despensa del abad», un acogedor espacio donde preparar un café, un te o comprar algunos productos del territorio, como vinos o cervezas artesanas… Sólo hay que anotar la consumición en una libreta. También se han conservado muchos espacios tal y como eran antes, la antigua cocina, pozos de agua y aceite, la prensa para la uva o la inmensa chimenea que asciende por todas las plantas.

Sieste es un pueblo con un encanto muy especial, para llegar, hay que hacer unos 2 km de curvas por una carretera estrecha, pero cuando llegas te das cuenta de que es un privilegio estar allí. Sus pequeñas calles, con casas pirenaicas tradicionales, te hacen sentir como si el tiempo se hubiera detenido. A pesar de estar a sólo 5 minutos en coche de las capitales de la comarca, Aínsa y Boltaña, disfrutarás de una tranquilidad difícil de encontrar.

Desde el mirador de la plaza de Sieste se contemplan unas vistas extraordinarias, de la comarca del Sobrarbe, desde Boltaña hasta el Monte Perdido. También, en el otro extremo, veremos a la Peña Montañesa.

Montañas del Sobrarbe, y Boltaña, desde la plaza de Sieste

Partiendo del Hotel Abadia de Sieste se pueden hacer muchas rutas sin coger el coche. Cómo ir hasta el pequeño pueblo de Guaso y visitar su esconjuradero.

Esconjuradero de Guaso, con la Peña Montañesa, al fondo

O hacer la ruta hasta las pozas de san Martín. Y, si quieres ir de restaurantes, tanto en Boltaña como en Aínsa encontrarás muchas opciones y otros servicios turísticos, como varias empresas de deportes de aventura.

A pocos km de este encantador hotel te espera el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y también el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

Valle de Ordesa
Cascadas del Cinca desde los Llanos de la Larri, en el valle de Pineta

¡Las rutas para descubrir estos dos parques son tantas que tu estancia se te hará corta! El Hotel Abadía de Sieste te enamorará, igual que toda la comarca del Sobrarbe y, ¡desearás volver pronto!

De Zaragoza a un pequeño pueblo del Sobrarbe

En el Hotel Abadía de Sieste te darán la bienvenida Adina y Rubén, una joven pareja de Zaragoza que, junto con su perro, Finn, dejaron atrás su actividad profesional en la ciudad para empezar una nueva etapa abriendo las puertas de este encantador hotel, que llevaba muchos años cerrado. Ellos, con su profesionalidad y amabilidad harán que te encuentres bien a gusto.

El pueblo y su entorno te cautivará y hará el resto para que acabes enamorándote de este pequeño lugar de mundo y de la comarca del Sobrarbe. Si lo que buscas es sencillez, tranquilidad y naturaleza en estado puro, muy probablemente, tu estancia en este hotel será la primera de muchas más.

ADINA, CON FINN, EN LA ENTRADA DEL HOTEL ABADIA DE SIESTE
En el Hotel Abadia de Sieste disfrutarás de…
TARIFAS
(varian según habitación y temporada)
  • TEMPORADA BAJA: de 60 € noche las habitaciones más económicas a 100 € noche las familiares
  • TEMPORADA ALTA: a partir de 90 € / 100 € noche
  • Precio por estancia, independientemente de los perros y de las noches: 20 €
  • Desayuno: 9,50 €
  •  
QUIERES IR AL HOTEL ABADIA DE SIESTE? 

Rellena el formulario con los días que quieres viajar y Adina o Rubén, del Hotel Abadía de Sieste, se pondrán en contacto contigo lo antes posible. ¡Y a disfrutar de la estancia! 🙂

¡Gracias por hacer tu reserva desde nuestra web! ¡Nos ayudas a seguir difundiendo alojamientos dogfriendly con valores y con encanto!

Dog & Family destina el 1% de tu reserva al proyecto «Mejores Amigos» de FAADA

Reservando desde nuestra web

Apoyas al turismo responsable, sostenible y de proximidad

Recibes asesoramiento personalizado

Tienes trato directo con los propietarios de los alojamientos

Premiamos tu fidelidad con estancias gratis, comidas en restaurantes dogfriendly...

Puedes valorar y recomendar tu estancia

Ayudas a mantener, ampliar y mejorar esta plataforma

Tu colaboración es vital para Dog & Family, ¡muchas gracias!

Scroll al inicio