CASA TUZALET, apartamentos rurales en plena naturaleza en la Ribagorza

Los apartamentos Casa Tuzalet están ubicados en Biescas, un pequeño pueblo del valle de Bardají, un valle tranquilo y aún virgen a pesar de estar situado a las puertas del valle de Benasque y los pies del macizo del Turbón.

Vistas desde Casa Tuzalet
Un valle virgen con mucho por descubrir

Te gustaría tener al lado de un alojamiento rural más de una docena de pequeñas pozas para hacer refrescantes paseos con tu perro? Hacer largas rutas por la montaña sin tener que coger el coche? Descubrir un valle, todavía virgen y con muy pocos habitantes, rodeado de montañas de más de 2.000 m? Desde casa Tuzalet tendrás a tu disposición toda la naturaleza del Pirineo Aragonés sólo en salir del apartamento.

El valle de Bardají, es un valle injustamente desconocido, por el que quizás has pasado alguna vez para ir a Benasque o Aínsa. Y tiene mucho por descubrir! Desde casa Tuzalet, en el pequeño pueblo de Biescas, en la Ribagorza, podrás hacer fantásticas rutas a los macizos del Turbón o del Cotiella o al pico Cervín.

Casa Tuzalet, un edificio reformado que antiguamente era un corral de vacas y un pajar, acoge actualmente 4 apartamentos simétricos repartidos en dos plantas. Cada apartamento tiene 50 metros y consta de dos habitaciones (una con cama doble y otra con dos camas individuales), comedor y cocina con todo el equipamiento necesario (microondas, nevera, cocina, horno, lavadora…). Dispone también de sofá cama para dos personas, roba de cama, toallas, calefacción, TV y ventanas con espléndidas vistas, además todas las estancias tienen luz natural.

Una gran mesa y una chimenea para compartir buenos momentos

Un acogedor comedor comunitario a disposición de los huéspedes, con chimenea, electrodomésticos, calefacción, y una gran mesa es, sin duda, la estancia con más éxito de toda la casa. Delante hay una terraza exterior con mesas para cuando el tiempo permite hacer almuerzos al aire libre.

Uno de los atractivos de casa Tuzalet es su proximidad a unas pequeñas pozas. Haciendo un agradable paseo de 10 minutos llegamos a un riachuelo que, en medio de bosques de robles, se abre paso formando pequeñas cascadas y pozas. Es una zona de relax deliciosa y está muy bien acondicionada, con bancos para leer o contemplar el río, esplanadas dónde tumbarse, escaleras para bajar a las pozas, piedras para cruzar el río…

Jose, el propietario de casa Tuzalet, quiere mucho el valle porque lo conoce desde pequeño. Y, siempre que puede, se encarga de acondicionar y de cuidar, este idílico rincón. También ha colaborado ayudando a recuperar antiguos caminos y en la construcción de un puente de madera para salvar el barranco que une el pueblo con Campo.

Una ubicación estratégica

El valle de Bardají está situado entre el macizo del Turbón  (2.492 m) y el macizo del Cotiella (2.912 m). Desde casa Tuzalet disfrutarás de la tranquilidad y el silencio del valle pero a la vez estarás a 3o minutos en coche de poblaciones tan importantes com Ainsa o Benasque, puertas de acceso al Parque Nacional de Ordesa y  al Parque Natural Posets-Maladeta respectivamente. Campo, la localidad más cercana, queda a tan sólo 3 km.

Desde los apartamentos de casa Tuzalet se puede hacer, en un par de horas, una ruta circular muy bonica y entretenida, de Biescas a Campo. Se baja por las pozas hasta llegar a la ermita de San Sebastián, en Campo. Allí, un indicador muestra el camino hacia el mirador del castillo de Sin, desde dónde se pueden observar unas vistas extraordinarias del valle y bajar otra vez hacia Biescas. A medio camino del castillo hay un desvío para subir al pico Cervín. Aunque no lo parezca, la subida al Cervín es muy exigente (son casi 1.000 m de desnivel).

Pequeños pueblos con mucho encanto

Jose me recomendó también que visitara alguno de los pueblos del valle de Bardají, como Aguascaldas, Llert o Esterún. Pequeños municipios, casi despoblados, que permanecen medio escondidos detrás de las montañas, las carreteras de acceso son estrechas pero vale la pena ir. Sus pocos habitantes han vivido siempre de la ganadería y el siglo pasado, como en muchos otros pueblos del Pirineo, la gente joven los fue abandonando. Actualmente resulta sorprendente (y gratificante para quien busque silencio y tranquilidad) su aislamiento, teniendo en cuenta que el Eje Pirenaico, la N-260, queda a pocos km.

Cuando hayas descubierto casa Tuzalet, seguro que querrás volver pronto, con tus amigos. Para compartir excursiones y buenas cenas en la gran mesa del comedor comunitario, delante de la chimenea, planeando nuevas rutas para el día siguiente.

JOSE, EL PROPIETARIO DE CASA TUZALET, AL LADO DEL CAMINO A LAS POZAS
Tarifas
$
  • Apartamento de 2 a 5 personas: 66 € noche
  • Apartamento para 6 personas: 78 € noche
  • Estancia de los perros gratuita!
  •  
QUIERES IR A CASA TUZALET?

Rellena el formulario con los días que quieres viajar y Nereida o Jose, de Casa Tuzalet, se pondrán en contacto contigo lo antes posible!  Y a disfrutar de la estancia! 🙂

Ir arriba